Los inodoros cerámicos, disponibles el múltiples diseños, son el elemento imprescindible en cualquier baño, como también lo es preservar su conexión con la red de saneamiento a la que van conectados. 

Según su diseño, pueden evacuar hacia la pared, o hacia el suelo, e incluso en múltiples ocasiones su diseño permite elegir una o otra configuración según sea el diseño o el espacio del baño al que estén conectados. 

La salida del inodoro siempre es estándar, de 100 mm de diámetro, si bien las tuberías a las que se conecta pueden ser de distintos diámetros (90, 100 o 110 mm), o materiales (PVC, PP, otros). Ofrecemos una amplia gama de soluciones pata adaptarse a cualquier necesidad.