Preparar las aguas residuales para que aguas abajo sea más sencillo el tratamiento es imprescindible, ya que aguas residuales cargadas de grasas, de sólidos o de sustancias hidro-carburadas serán muy difíciles de manejar en los procesos biológicos. Los Pre-Tratamientos hacen esta función, implantando en los lugares críticos separadores de grasa, como son las cocinas de los restaurantes, se evita que la grasa entre en el alcantarillado y provoque atascos; o la instalación de separadores de hidrocarburos en zonas como las estaciones de servicio se evita que entre un vertido de combustibles que acabará siendo nefasto si alcanza el mar o los ríos.